Los Sistemas Públicos de Pensiones: tipos y diferencias existentes

Desde el Instituto Aviva, hemos analizado los principales modelos de los sistemas públicos de pensiones que conviven actualmente. A continuación, presentamos sus principales particularidades y diferencias.

/ 12 junio, 2017
0
comentarios

Abundan los debates y los informes sobre las pensiones en todos los países. En todos ellos, los problemas se acumulan ya que a todos afecta el imparable aumento de la esperanza de vida que, frente a una edad de jubilación reacia al ajuste, desequilibra las cuentas de cualquier esquema previsional sea este de reparto o de capitalización. A continuación, mostramos las particularidades de los principales modelos de sistemas públicos de pensiones y sus diferencias.

Sistema de reparto

Este sistema consiste en la aplicación de los ingresos por cotizaciones al pago de pensiones en el año en que se generan aquellas. Supone, por lo tanto, la distribución inmediata de las cotizaciones e ingresos generales de la Seguridad Social que, sin tiempo para ser capitalizados, se convierten en prestaciones a percibir por los pensionistas, es decir que se apoya en la solidaridad intergeneracional.

Entre sus inconvenientes destaca el problema de sostenibilidad financiera en aquellas economías donde se produce una inversión de la pirámide demográfica por el envejecimiento de su población.

Este sistema está implantado, entre otros, en países europeos del sur continental, entre los que se encuentra España.

Sistema de cuentas individuales de contribución definida (cuentas nocionales)

Este sistema está basado en las aportaciones que realizan los trabajadores durante toda su carrera laboral a una cuenta individual. Su pensión de jubilación se calcula en función de lo aportado durante toda su vida a partir de reglas actuariales, por lo que se vinculan directamente cotizaciones y prestaciones. De esta forma, el coste que supone la cotización para el trabajador se convierte, en realidad, en un “salario diferido”, ya que terminará recibiéndolo en forma de prestación una vez acceda a la jubilación.

Entre las ventajas de este sistema se encuentra la estricta correspondencia entre cotizaciones y prestaciones. Entre los inconvenientes, el más destacado es que el sistema no garantiza unos ingresos de jubilación suficientes para todo tipo de trabajadores, de ahí que en algunos sistemas se haya establecido una prestación básica.

Este sistema está implantado en Suecia -modelo Nórdico- y en muchos otros países y se plantea como reforma para países donde la esperanza de vida es alta o es previsible que crezca sustancialmente en los próximos años, como es el caso de Europa Sur o Centro.

Sistema de capitalización

Las técnicas de capitalización implican la formación de un capital integrado por las cuotas o primas más los intereses acumulativos, destinado a satisfacer las prestaciones futuras. El método de capitalización ha sido el principal vehículo financiero de los sistemas de previsión social, especialmente mientras estos se han mantenido apegados a las técnicas actuariales y a los esquemas jurídicos del seguro privado.

Entre las ventajas de esta técnica está la posibilidad que ofrece al asegurado de disponer de su cuenta particular, en la que ingresar las cotizaciones y sus intereses de los que se beneficiará en el momento en que haga efectivos sus derechos acumulados. Sin embargo, entre los inconvenientes que tiene se encuentran el impacto de la inflación, el riesgo de tipo de interés o el largo periodo de tiempo que requieren para constituir un capital razonable, etc.

Este sistema está implantado, generalmente, en los países anglosajones.

Sistema de autoenrollment

Es un sistema de capitalización. La inscripción en el mismo de un trabajador que inicia su vida laboral es obligatoria para el empleador, pero este puede salir de forma voluntaria posteriormente. Tanto la empresa, como el propio trabajador o, incluso el Estado, pueden contribuir a su jubilación o la contingencia que se pretenda cubrir.

Este modelo comparte las mismas ventajas e inconvenientes que el sistema de capitalización y está instaurado en alguno de los países anglosajones, como es el caso de Reino Unido.

Informe Pensiones en transición

Desde el Instituto Aviva apostamos por ampliar nuestro compromiso informativo en materia de pensiones, arrojando luz sobre los sistemas que existen en el mundo. Si quieres conocer más sobre los diferentes modelos de sistemas de pensiones, puedes acceder de forma gratuita al informe completo “Pensiones en transición” haciendo clic aquí.

Enlaces relacionados

Desde el Instituto Aviva, hemos analizado los principales modelos de los sistemas públicos de pensiones que conviven actualmente. A continuación, presentamos sus principales particularidades y diferencias.

Comentarios

Desde el Instituto Aviva, hemos analizado los principales modelos de los sistemas públicos de pensiones que conviven actualmente. A continuación, presentamos sus principales particularidades y diferencias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último

Desde el Instituto Aviva, hemos analizado los principales modelos de los sistemas públicos de pensiones que conviven actualmente. A continuación, presentamos sus principales particularidades y diferencias.

las-diferentes-clases-seguros-de-vida
/
Descubre los diferentes tipos de vida que existen, las características que los diferencian, y escoge el que mejor se amolde a tus necesidades.
planes-de-pensiones-claves-para-contratar
/
Conoce las respuestas a muchas de las preguntas que todos nos hacemos antes de contratar un plan de pensiones de la mano de una reconocida experta.